Make your own free website on Tripod.com

Iglesia como institución

Home
Despierta !!
Libro de Visitas
CONFERENCIAS 2006
Servicios espirituales
Cristianismo e Historia
Nombramiento 2006
Clases
Coro Instrumental
Multimedia
Nuevo Directorio
Nuestros Pastores
Nuestra Historia

libro.jpg

En el año 324 d.c. el cristianismo fue reconocido como religión oficial del Imperio, y los cristianos pasaron del circo romano a un lugar de honor en el centro del imperio que regía al mundo.

Constantino en el año 325 d.c. hizo del cristianismo la religión oficial de su corte, además instó a todos sus súbditos a que se hicieran parte de la iglesia. Impulsó la construcción de templos cristianos, trasladó la capital de Roma a Bizancio y la llamó "La capital del imperio cristiano".
Sin embargo, fue Teodosio (378-395 d.c.) quien declaró la religión cristiana como obligatoria para toda persona que viviera bajo su reinado. Fue el comienzo de un tiempo funesto para el cristianismo, las conversiones eran sólo exteriores sin un cambio verdadero, la santidad del creyente fue sustituida por llamativos rituales.
La iglesia cambió la esencia misma de su origen y un manto de oscuridad la cubrió por mil años.
En el transcurso del siglo V, la iglesia se convierte en una institución alejada en forma abismante de la iglesia primitiva. La substancia de la lucha de los primeros cristianos fue sustituida por la "institución del cristianismo", por templos lujosos y ceremonias formidables (llenas de pompa y brillo).

Monasterios

Cuando el mundo penetró en la iglesia, muchos fieles decidieron llevar una vida más santa retirándose del mundo; dedicados a la meditación y la oración.

Fue Antonio, en el año 320 d.c. quién vendió sus bienes y se retiró al desierto de Egipto, miles lo siguieron, se les llamaban "anacoretas" que significa "retiro". Se caracterizaban por su pureza y sencillez. El movimiento se extendió desde Egipto hasta Palestina y luego a Europa; estas comunidades formaron monasterios con órdenes de monjes donde el trabajo estaba unido a la adoración. Pero cuando los monasterios comenzaron a acumular riquezas, se olvidaron de su objetivo inicial y se volvieron a su inmoralidad.

El poder papal

Lo más sobresaliente en la historia de la iglesia en los mil años de la edad media, fue el desarrollo del poder papal. La palabra papa significa padre, y con ella se designó en un comienzo a todos los obispos de la iglesia, pero cerca del año 500 d.c. se comenzó a utilizar dicho término, solamente para referirse al obispo de Roma; ya no era sólo padre de la iglesia, sino padre y cabeza de la iglesia universal.

El papa pasó a ser desde ese entonces la autoridad máxima, no sólo en el mundo cristiano, sino además en el mundo entero. Su poder sobrepasaba al poder de los reyes y emperadores, y toda decisión debía ser consultada al sumo pontífice, antes de ser ejecutada. El papa pasó a ser el primer gobernante en el mundo.
Esta autoridad papal se afianzó gracias a documentos falsos ("fraudes píos").

Con el papa Adriano II (867-872 d.c.) comienza la época más oscura del papado, como dicen algunos historiadores; "la media noche de las edades oscuras". Habían sobornos, robos y convenios monetarios para nombrar papas. Un ejemplo de estos actos de corrupción más emblemático, fue el nombramiento de Benedicto IX (1033-1045 d.c.), quién a sus cortos doce años fue nombrado papa, gracias a que sus padres (inmensamente ricos) compraron el sillón papal.
Algunos papas se mantenían en el trono aún cometiendo actos repugnantes, tales como; asesinatos, adulterios, o reparto de dineros robados (soborno).

aviso1.gif

IMPCh. Abrazo de Maipú.