Make your own free website on Tripod.com

El Aguila

Home
Despierta !!
Libro de Visitas
CONFERENCIAS 2006
Servicios espirituales
Cristianismo e Historia
Nombramiento 2006
Clases
Coro Instrumental
Multimedia
Nuevo Directorio
Nuestros Pastores
Nuestra Historia

reflexion2.jpg

La palabra de Dios dice: "pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán y no se fatigarán. (Isaías 40: 31)

La majestuosa águila vive cerca de 70 años. Pero para llegar a esa edad, en su cuarta década tiene que tomar una seria y difícil decisión.

A los 40 años, sus uñas están largas y flexibles y no puede sujetar a las presas de las cuales se alimenta. El pico largo y puntiagudo, se curva demasiado y ya no le sirve para comer y más aun se vuelve amenazante hacia su pecho poniendo es riesgo su vida. Sus alas se encuentran envejecidas y pesadas por el gran tamaño de sus plumas, y para entonces, volar se vuelve muy difícil.

Entonces, tiene sólo dos alternativas: dejarse estar y morir... o enfrentarse a un doloroso proceso de renovación que le llevará aproximadamente 150 días.

Ese proceso consiste en volar a un risco alto donde no tenga necesidad de volar demasiado. Entonces, una vez encontrado el lugar adecuado, el águila comienza a golpear la roca con su pico... hasta arrancarlo. Luego espera que le nazca un nuevo pico con el cual podrá arrancar sus uñas. Cuando las nuevas uñas comienzan a crecer, ella desprende una a una sus plumas. Y después de todos esos largos y dolorosos cinco meses de heridas, cicatrizaciones y crecimiento, logra realizar su famoso vuelo de renovación y renacimiento para vivir otros 30 años más.

Amados la vida del águila nos enseña que muchas veces debemos retirarnos para abandonar todas aquellas cosas que hacen pesado nuestro camino (rencores, envidias, orgullo, etc. ), pero aunque es difícil y doloroso tener que arrancarnos esa pesada carga es necesario para seguir viviendo.

El Señor nos da esa maravillosa oportunidad no la dejemos pasar, el que confía en el Señor y le entrega su vida a él tendrá nuevas fuerzas como las águilas. Empezando una nueva vida con las experiencias pasadas y las esperanzas futuras.

Entrégale tu vida a Cristo acéptalo como tu Señor y Salvador ¡Por Dios que no es fácil! Pero de hacerlo no solo tendrás 30, 40 o 50 años más, sino que una vida eterna con nuestro Dios. El es el fin y la causa de nuestras vidas no le rechaces.

Dios te bendiga

IMPCh. Abrazo de Maipú.